Hilos de seda matanceros

gusano-de-sedaPor Ana González Goicochea

La cría del gusano del que se obtiene el hilo de seda es todo un reto que técnicos y especialistas de la Estación Experimental Indio Hatuey del matancero municipio  de   Perico, responden con  sapiencia,  pericia  y laboriosidad.Del proyecto denominado Tejiendo Hilos, Marlene Prieto Abreu, su directora, explicó que se inició en Indio  Hatuey porque  en  la institución se cultiva la morera, planta introducida con el fin de  incorporarla a la dieta animal  por  el alto  contenido de  proteína que posee: “un  grupo  de japoneses que visitó la Estación,  sugirió incursionar en la crianza del gusano de seda, ya  que la morera es la única planta que consume ese  insecto”.                                                       

Y así quienes trabajan en el prestigioso centro científico comenzaron la cría del Bombyx mori, la variedad de gusano  con  la que cultivane seda: “nos dimos a la  tarea de realizar todos los tramos con Seguridad Biológica hasta que se nos otorga la licencia de importación y exportación para la cría del gusano  de seda”.

Sobre el proceso  de trabajo, la  directora de Tejiendo  hilos,  indicó: “los huevos  siempre los importamos, porque somos miembros de la Red Andina de la Seda que nos facilita los  embriones.”

El microclima existente en la  región matancera donde se halla Indio Hatuey favorece esa actividad con el gusano de  seda, una especie susceptible a las altas temperaturas que reinan  en  Cuba: “la cría puede ser de 28 a 30 días, dependiendo de las condiciones ambientales, temperatura,  humedad, por eso tratamos de no criar en los meses de  julio y agosto.

“Cuando hay altas temperaturas,  se eleva la probabilidad de que aparezcan  bacterias, hongos y como son  animales muy sensibles se pueden enfermar y contagiar fácilmente al resto de la cría. También  se nos dificulta la morera, ya que la planta se deshidrata rápidamente con el sol y los gusanos deben consumirla lo  más fresca posible.”

A partir de ese conocimiento comenzó en 2011  la producción  que llevan a cabo con  personas que presentan discapacidades físicas o mentales residentes en los municipios de Jovellanos,  Jagüey Grande,  Varadero y Perico: “esta es una tecnología que no necesita de mucho esfuerzo,  que la pueden realizar mujeres, personas con discapacidades…”

La cría del gusano de seda genera algo más que el demandado hilo de seda: “el gusano construye  su capullo y de  éste se  confeccionan bisuterías, de los  residuos de su alimentación se obtiene abono orgánico para la alimentación de cerdos, conejos, chivos. De la  pupa se  extrae un aceite con alto contenido de proteínas, ideal para la industria farmacéutica”.

Experiencia valiosa que denota cuán rico es el aporte que nos ofrece la naturaleza si de buenos usos se trata. La utilización de fibras del gusano de seda para la  confección de hilos constituye uno de los sectores de la industria textil de más larga data. Con el hilo de seda se confeccionan tejidos altamente demandados en el  mercado  internacional por su facilidad de lavado, resistencia y suavidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s