Minsk en tertulia limonareña

minsk-feblesLa novela Minsk, de Ulises Rodríguez Febles, Premio Cirilo Villaverde, de la UNEAC, 2013 y de la Crítica Orlando García Lorenzo, 2015, será presentada este miércoles 5 de agosto a las 2:00 de  la tarde  en la tertulia América Bobia, que dirige el poeta Carlos Chacón Zaldívar en el museo  de Limonar.Publicado por Ediciones Unión en el 2014 se ha presentado en ferias del libro de Venezuela, México y Cuba.

Minsk aborda la ruptura del campo socialis ta europeo y según el periodista y narrador Norge Céspedes en la Gaceta de Cuba no hace énfasis en el panorama geopolítico, sino en un mapa a escala más bien espiritual, emocional, personal, donde aparecen dramáticamente señalizados los múltiples desgarramientos que trajo consigo. Con un lirismo preciso y escenas cinematográficas en movimiento vertiginoso ,la novela se desarrolla en planos narrativos paralelos: en uno aparecen estudiantes cubanos en la URSS; en otro, soviéticos residentes en la Isla. En el centro de la historia está la moto Minsk. Plateada, refulgente. La moto que da título a la novela. La Minsk que es materialización de un sueño, de una utopía, algo más que un fulgor plateado.”

Rodríguez Febles, natural del Valle de Guamacaro, en Limonar donde coordina el proyecto Corazón Guamacaro km. 9 ha obtenido varios premios como dramaturgo; sus obras teatrales han sido representadas por colectivos de España, México, Inglaterra, Cuba y Estados Unidos. Actualmente escribe una nueva novela Las últimas vacas van a morir, gracias a la beca de creación Juan Francisco Manzano, de la UNEAC, de la cual leerá algunos fragmentos en la tertulia limonareña.

                                                                                                                                  Promoción Tertulia América Bobia

Algunas notas sobre Minsk

 

Minsk podría ser calificada como una novela histórica, en el sentido otorgado por György Lukács[1] (…) Pese a ser una novela muy cubana, esquiva eficazmente los lugares comunes en los que lamentablemente suele caer parte de la literatura cubana de los últimos tiempos y se convierte en una novela universal con tipos históricos, cuya resonancia podría sobrevivir el momento coyuntural en que ha sido escrita.

 

Damaris Puñales Alpízar. Reseña de Minsk. La siempre viva

Una moto poderosa transita desde la dramaturgia hasta la narrativa

 

Ulises Rodríguez Febles es uno de los dramaturgos cubanos que más admiro. Y comparto ese fervor con muchos colegas de Matanzas, La Habana y otras plazas teatrales del mundo. Su obra El concierto ganó la segunda edición del muy prestigioso concurso Virgilio Piñera y al mismo tiempo el de todo un clásico de la escena contemporánea, el londinense Royal Court.

En El concierto reinstala a John Lennon entre los cubanos del cambio de siglo, en Huevos se remite al crucial año 1980 y la proyección de la intolerancia y otros fantasmas en la educación sentimental de sus coterráneos.

Ahora Ulises acaba de publicar Minsk, Premio UNEAC de novela 2013. El viaje de la literatura dramática a lo teatral o viceversa es más largo y complicado de lo que puede parecer a primera vista. Tal vez, buscando pretextos para no haber intentado yo mismo la narrativa de largo aliento, he observado casos y autores entrañables. Vargas Llosa, por ejemplo, que tanto ama la escena, anda lejos en sus textos dramáticos de la rotunda grandeza de sus mejores novelas.

A Arthur Miller le preguntaron por las pocas obras narrativas que produjo y contestó algo así como que uno también hacía otras cosas cuando no estaba escribiendo una obra de teatro. El genial autor de El Precio preferiría -siguiendo su propia definición-, en lugar de hablar de una emoción, dedicarse al drama que es la emoción.

En Minsk están algunos de los méritos de Rodríguez Febles como dramaturgo. Retoma la fuerza de los personajes, la complejidad y a la vez la nitidez de las situaciones. En la novela, como en el teatro, Ulises tiene una gracia especial para llegar al hueso del dolor y después aliviarnos en parte con la elegancia de los silencios o la sensual gracia de los personajes.

Minsk asume el momento crucial en que Cuba se despide del campo socialista, o más bien cuando ese mundo que fue proclamado como eterno y maravilloso se viene abajo. Los personajes se mueven entre la súbitamente proclamada como “antigua Unión Soviética” y la Cuba al borde de lo que fue bautizado como Período Especial.

La estructura dinámica, la descripción de contextos, el muchas veces agónico movimiento físico y sobre todo sentimental de los personajes nos dejan ver a todo un potente narrador. Como hace uno de los protagonistas con la motocicleta de la discordia, Ulises pule, lustra, embellece sin gota de retórica el lenguaje narrativo.

Veamos este momento en que se aprecia la mezcla de nitidez y precisión de la prosa de nuestro autor: “Los ojos azules de Lena, entre los muchos otros ojos de una muchedumbre serían, en este tren que silba entre las edificaciones moscovitas, como una llama. El busca la llama, porque es lo que desea encontrar, como una condición de mitigar el frío, las dudas, la incertidumbre, el dolor que lo retiene, lo arrastra en sentido contrario a la dirección por la que va y luego lo empuja de nuevo hacia adelante, con fuerza brusca, como para hacerlo saltar o caer.”

En lo que sí puedo comparar la impresión de esta lectura con la escena es en que cuando terminé esta formidable novela me dieron ganas de aplaudir. Y mis manos se movieron inquietas y fervorosas por la confirmación del talento de este buen hombre que sigue viviendo en su Matanzas, por la proeza de moverse tan bien desde lo dramático hasta lo narrativo. Y lo más fuerte del aplauso apunta a esos seres humanos que se quedaron atrapados familiar y conceptualmente en medio de un enorme cambio histórico que se les vino encima.

Amado del Pino. Crítico y dramaturgo.

Tomado de Cuba Contemporánea.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s