Tres golpes seguidos en un cuerpo endeble

carterista-748652Por Enrique Tirse

Crescencio es un hombre que frisa los 80 años, es de baja estatura y delgado, algo así como un mini mosca en el boxeo, quien por azar de la vida ha tenido que soportar tres golpes seguidos que lo tienen traumatizado.

Hace unos días Crescencio se me presentó en la redacción de Frecuencia Abierta, programa de facilitación social de Radio 26, en Matanzas, del cual soy redactor, para ver si por casualidad sus documentos se encontraban en nuestro poder, pues entre otras facilidades, somos depositarios de objetos perdidos. Por desgracia para él no estaban, pero, como sentencia la Biblia, la boca habla de la abundancia del corazón y el corazón de este anciano está lleno de sufrimientos por los acontecimientos acaecidos en los últimos días, así que sin pregunta alguna comenzó su monólogo.

“Parece que por una mala actitud mía estoy pagando.” Me cuenta que hace un mes fue testigo de un robo en un ómnibus. Vio cómo robaban a una anciana. Cuenta que el delincuente era un joven de tez negra, alto y fuerte, quien cortó con una cuchilla o navaja la cartera que llevaba colgada la señora y sustrajo su monedero. Me dijo. “traté de hacer algo, pero el fornido mozalbete me miró desafiante y me hizo una advertencia con la vista que me estremeció. Yo,impotente y temeroso, opté por callar, temí a una represalía”.

Continúa Crescencio narrando sus tribulaciones: “No sabía en aquel momento que mi destino estaba señalado a sufrir algo similar a lo que le ocurrió a la anciana que te conté. Hace tan solo una semana abordé un ómnibus que iba bastante lleno y una señora se me aproximaba y me decía ´avance mi viejo que me quedo en la parada´, parece que en esas circunstancias me extrajo la billetera con todos mis documentos, porque quiero que usted sepa, me dice, que muchos de los carteristas son mujeres.”

Estos son dos golpes, pregunté internamente, cuál será el tercero. Sin interrogante que mediara me dijo: “y el tercero es todo lo que estoy pasando para sacar los documentos perdidos, comienzo por decirle que no puedo cobrar la jubilación, porque no tengo el carné de identidad -que no he podido sacar- y los compañeros de tránsito me dicen que a mi edad tengo que hacer todo de nuevo para sacar la licencia de conducción”.

La conversación giró para el trámite del carné de identidad: “Mira, yo no puedo salir de mi casa cuando todavía está muy oscuro, ya mi vista falla, las calles y aceras están llenas de huecos y tengo miedo caerme y fracturarme un hueso, entonces a la hora que llego a la oficina de trámites ya todos los turnos están cubiertos”, y agrega, “no piense que por personas que van a hacer trámites, sino por revendedores de turnos”.

Inspirados en el tema agrega: “Tú no sabes lo que se sufre en las oficinas de trámites del carné de identidad, al menos en Matanzas se puede hasta escribir un libro; en uno de esos días que estuve por allí se me acercó una señora y me dijo: ´qué busca, mi viejo´´, le conté y me dijo, ´está de suerte porque me quedan tres turnos y se lo doy barato, solo por cien pesos´. ¡Barato!, le dije, si yo cobro por mi jubilación 270 pesos.”

Ya en la despedida Crescencio me dice “Bueno, ya le he dado bastante “lata”, pero no se olvide si aparecen mis documentos de avisarme.” Y aquel cuerpecito viejo se fue caminando y arrastrando su pesar.

Después que Crescencio se retiró me quedé meditando sobre su conversación y rumiando algunas de sus palabras, fue ahí que pensé: ¿el fornido carterista tendrá padre y madre? ¿A la revendedora de turnos del carné de identidad le gustaría que le hicieran tal propuesta a uno de sus padres?  Pero hay más: ¿no se puede acabar con esos males que se dan a la vista de todos?

Pero la vida es más rica que los pensamientos: el que vino con la venta de un artículo, la que quiere permutar su casa y el desesperado que alega que su anuncio no ha salido, me llevaron a la rutina diaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s