Vanguardias de todos los días

trabajadores cubaEscrito por Yirmara Torres Hernández

Ellos están entre nosotros. Pasan todos los días apurados para llegar temprano al trabajo; en la ciudad madrugan para que la guagua no se les vaya y en el campo se levantan con el primer cantío del gallo para empezar a labrar la tierra antes de que suba el sol.

En los hospitales están en las consultas, atendiendo a más pacientes de los que corresponden en un día. Desandas los pasillos y los ves en los salones de operaciones, salvando vidas mientras posponen las de ellos; apenas sin almorzar para no perder el tiempo y poder operar.

Llegas de madrugada y están despiertos, dispuestos a preparar el aerosol o a colocar la inyección. Están en los laboratorios, en las salas de pediatría, de ortopedia, de oncología… Están por todo el mundo llevando salud.

Están siempre entre nosotros; el día entero frente a un aula, velando por unos niños ajenos que sienten suyos; y cuando llega la tarde apenas tienen voz ni tiempo para sus gestiones, pero no importa, porque el magisterio es una profesión de amor.

Pasan inadvertidos pero están. Cuando despiertas ya limpiaron las calles para que resplandezcan cuando los niños pasen apurados hacia la escuela. No sabemos sus nombres y a veces ni reparamos en sus caras, pero no importa en cuán difíciles condiciones, ellos tratan de mantener limpia la ciudad.

Trabajan por turnos, y en la madrugada silenciosa hacen el pan del desayuno, o preparan la leche y el yogurt que se vende al otro día en las bodegas, o la que va a parar a los círculos infantiles, las casas de los abuelos y los hospitales.

En las placitas te sonríen con las manos llenas de tierra mientras sacan cuentas en un papel carmelita; y en las tiendas, son pocos, lo sé, pero te dan los buenos días y te complacen, porque para ellos “el  cliente tiene la razón” no es un simple slogan.

Los encuentras en universidades o en centros de investigación; ayudando a que la ciencia se multiplique y se ponga en función de la sociedad; innovando, descubriendo vacunas o nuevas maneras de obtener energía eléctrica.

A veces llegan hasta tu casa, periódico en mano, sin perder el buen carácter a pesar de la bicicleta, las lomas y el calor.

En raras ocasiones, pero ocasiones al fin, están en la recepción de cualquier centro, y en vez de hablar por teléfono todo el día e ignorarte, te saludan y te ayudan como si fueras familia.

Y no faltan en los hogares, casi invisibles, convertidas en amas de casa, ejerciendo esa función sin la que la familia no funcionaría; echándose sobre sí todo el peso del mundo sin recibir un centavo por ello.

Ellas y ellos están por todas partes. No llevan medallas colgadas en su pecho y a lo mejor nadie les ha dado nunca un reconocimiento ni les ha hecho una entrevista para la televisión.

Cumplen silenciosos su trabajo porque su objetivo no es hacerse notar, sino hacer el bien.

Casi nunca los vemos. Solo cuando nos sorprenden con la sonrisa, la mano tendida, el buen trato o la alerta a tiempo reparamos en ellos; pero enseguida debemos seguir, porque la vida está demasiado agitada, y ellas y ellos vuelven a quedar en el anonimato.

A veces no tenemos tiempo ni de agradecerles.

Son las y los vanguardias anónimos.

Esos que no han perdido la ternura. Que desde su puesto de trabajo hacen que todo sea más agradable, que las dificultades diarias parezcan pequeñas.

Son esas y esos vanguardias que nos hacen sentirnos orgullosos de ser cubanos. Esos que desde cualquier rinconcito por humilde que sea garantizan que este país avance.

Están entre nosotros. Debíamos notarlos más, pero no lo hacemos y ellos parecen sentirse cómodos así. La verdadera gloria se lleva por dentro, en esa satisfacción personal del deber cumplido.

Ellos son simplemente los vanguardias de todos los días, los anónimos e imprescindibles, sin los que nada tendría sentido, sin los que no funcionaría esta obra grande que se llama Revolución.

Anuncios

Acerca de yirmara2015

Periodista. Editora del sitio web de Radio 26. Matancera, del campo y la ciudad... Yirmara Torres en Facebook y @yirmaratorres en Twitter

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s