Cuartel Gouicuría: Con la sangre de sus mejores hijos…

Cuarteñ Goicuría, hoy convertido en escuelaEscrito por Gabriel Torres Rodríguez

Reynold no duerme bien hace más de tres meses. El temor a ser descubierto y las múltiples tareas que sobre él pesan, no lo dejan descansar, ni siquiera en los pocos momentos que encuentra. La conspiración que lidera no puede detenerse.

Su inconformidad con la situación del país lo ha llevado a enfrentarse al gobierno. Responsabilidad que asume, con solo 33 años, con la valentía y entereza de quiénes están predestinados a grandes cosas. Él no lo sabe aún, pero su sangre correrá, y de ella, convertida en mito y ejemplo, resurgirá, airosa, la libertad de su Cuba amada.

Reynold García García lleva más de tres meses planeando asaltar la sede del regimiento Plácido (No. 4) de la Guardia Rural: el cuartel Domingo Gouicuría. Un sitio que dirigido por el coronel Pilar García, más allá de resultar la plaza más importante de la región, era sinónimo de muerte e impunidad. Resultaba insoslayable para los revolucionarios matanceros apoderarse de su armamento en aquellos infaustos años de la década del 50 en Cuba.

Todavía estaba fresca en la memoria colectiva de la nación los sucesos ocurridos en Santiago de Cuba el 26 de julio de 1953. Allí, Fidel Castro y sus hombres habían tratado infructuosamente de tomar el cuartel Moncada y promover en todo el país la lucha armada para derrocar al dictador Fulgencio Batista, quien desde el 10 de marzo de 1952, mantenía a la Mayor de las Antillas bajo una férrea dictadura.

Reynold no pertenecía al Movimiento 26 de Julio, ni siquiera mantenía lazos estrechos con el Directorio Revolucionario, las dos organizaciones que para 1956 lideraban el enfrentamiento frontal contra el tirano. No obstante, después de desligarse del Partido Auténtico, hastiado de la politiquería y de la oposición política tradicional, compartía con ambas formaciones los deseos de combatir para liberar a la Patria. En ese sentido fue capaz, no solo en la ciudad de Matanzas, sino en poblaciones como Colón, Cárdenas, Jovellanos, Unión de Reyes, de nuclear a su alrededor a jóvenes de diferentes tendencias políticas, con un único fin: derrocar a Batista.

Para abril de 1956 todo estaba listo. Después de arduas preparaciones y entrenamientos, para los cuales su propia casa se convirtió en refugio, los 24 combatientes acordaron el sacrificio. Las pocas armas conseguidas y la inexperiencia en la lucha armada nunca fueron freno para quienes tenían por deber mayor el sacrificio.

Ese domingo 29 los jóvenes marcharon al objetivo. La idea central: apoderarse del armamento existente allí y secuestrar a Pilar García. Después, atacarían otros edificios públicos de la ciudad y dejarían a la región incomunicada con acciones de sabotaje. Además se tomaría la estación de radio local para darle a conocer al pueblo las causas de la acción.

Sobre las 12:30 pm uno de los camiones en que viajaban cruzó por la posta militar número seis y penetró por el perímetro defensivo del cuartel. En él, iban cinco hombres tapados con una lona y armados con una ametralladora calibre 30 y con armas largas de distintos calibres. Cuando el segundo vehículo rebasó la posta se originó un intenso tiroteo por parte de la guarnición que fue respondido por algunos asaltantes. Allí se perdería el principal elemento de triunfo, el factor sorpresa.

El camión en el que viajaba Reynold quedó bajo el fuego. Su destrucción impidió el avance del resto de los vehículos y creó una enorme confusión entre los atacantes, mucho de los cuales, al no tener órdenes precisas sobre qué hacer en esa situación y carecer de un plan de retirada previamente elaborado, decidieron replegarse.

Fue en esos momentos iniciales cuando cayó acribillado Reynold García García. Mucho después, los matones del coronel Pilar asesinarían a sangre fría a muchos de los sobrevivientes. En total, cayeron sobre la loza del cuartel Gouicuría 15 valiosos matanceros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s