Una bola con la boca tapada

cartel-estadio-vic-giron-738278Por Enrique Tirse

Una amiga, admirada por mí, me dijo por Facebook: “No hace más que hablar de pelota” y le respondí que es verdad y seguidamente le acoté que en la biblia aparece un pasaje que dice: “La boca habla de la abundancia del corazón” y mi corazón está abundante de béisbol en estos días, y no es para menos, porque vamos a iniciar los Play Off de la 54 Serie Nacional de este deporte por Matanzas, sede del equipo que lleva cinco meses en el primer lugar del campeonato vigente. Me refiero a los Cocodrilos.Pero es que unido al béisbol se genera toda una vorágine que absorbe a seguidores, aficionados, apasionados y fanáticos. De este ajiaco surgen diversos criterios, unos para bien y otros mal intencionados, voy a hacer referencia a uno de los mal intencionados.

A raíz de la llegada a Cuba de los Cinco Héroes encarcelados en las mazmorras del Imperio, inició un rumor que daba por campeones de la Serie Nacional a los Industriales. La causa del susurro fue que los Cinco se vieron en público utilizando atuendo del equipo de los leones de la capital.

Recordemos que los Cinco son hombres comunes con inclinaciones  y aficiones como cualquier otro, aunque  en tema beisbolero sean industrialistas.

El imaginario del cubano comenzó a crear rumores mal diseñados, ya muchos daban por Campeón nacional  a los Leones de la capital, para darle un regalo a Los Cinco. Quienes así pensaban conocen poco, o nada, a esos hombres de probada entereza, hombres que no admiten nada sin haberlo ganado a puro corazón, como tampoco ningún equipo contrincante cedería un ápice para una mala decisión.

La vida demostró que Industriales NO ganó el campeonato, es más, que no pudo ni optar por él. Todos conocemos que perdieron su cupo en la última oportunidad. De igual forma estoy convencido de que los guerreros leones no aceptarían un triunfo regalado, porque condiciones le sobran para ocupar un puesto en el podio.

Ese mismo imaginario susurró que Artemisa iba a regalar el juego a Pinar del Río, porque en Artemisa hay más identidad pinareña que de su propio terruño, de eso podemos hablar en otra oportunidad, pero al menos en el juego visto por TV demostraron que perdieron con las botas puestas, como perdió dándolo todo en el terreno Industriales. Bolas, chismes y comentarios inapropiados enturbian el bello final que van a desarrollar los ya cuatro grandes del béisbol cubano a partir de este martes 24 por el estadio Victoria de Girón, cuartel general de los Cocodrilos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s